Vanesa Puga

Bruja morada creada en 1984, soy una pedagoga y periodista cultural que vive de la publicidad digital. Mamá de un chamaco. Escribo y leo como si mi vida dependiera de ello. Funciono a base de café, té y proyectos multicolor. Me clavo mucho con la literatura infantil y juvenil y la comprensión lectora. Soy firme creyente de que lo único constante en esta vida es el cambio.

Sígueme

Donde las pasiones de una escritora se entremezclan
Aléjate de la mujer apasionada

Aléjate de la mujer apasionada

Es peligrosa. Esa mujer cuyos ojos brillan con una intensa emoción cuando platica sobre sus proyectos, sus ideales, sus anhelos, es sumamente peligrosa. La pasión es una llama que si no sabes controlar, te puede consumir en un instante tan breve que no sabrás qué ocurrió contigo.

Además, es como una enfermedad: si escuchas con atención los planes y sueños de una mujer apasionada, te contagiará. Y si tú mismo no eres apasionado, será una enfermedad mortal. Porque la pasión te lanzará a un abismo de incertidumbres, de perseguir sueños, de salir de la zona cómoda de lo que ya conoces porque es lo que el status quo dictamina; pero a ella no le interesan los caminos ya trazados: le interesa los que crean su corazón y su imaginación.

Una mujer apasionada irá en contra de todo con tal de seguir sus pasiones.Tendrá miedo y necesitará apoyo para salir adelante. Tendrá emociones fuertes. Con ella nunca habrá medias tintas, y ella misma a veces se desesperará por ser tan intensa, por sentir todo tan profundamente.

Aléjate de la mujer apasionada que sabe exactamente lo que quiere, porque no vas a poder detenerla. Si intentas frenarla, te dejará a un lado, como un desecho, porque ella no dejará que nadie la frene. La mujer apasionada está loca: cree que es mejor atreverse que nunca haberlo intentado, vive en un mundo de fantasías y siempre va a querer más. Los sueños y las esperanzas son como una droga para ella.

Imagen de Oprisco

Con ella nada es predecible, siempre va a inventar formas para sorprender al mundo y a sí misma, porque detesta la rutina, detesta la monotonía y si se queda quieta siente que está traicionándose. Recordará cada plática que tengan hasta la madrugada, transformando cada detalle y a ella misma, porque detesta la rutina, se fijará en cada pequeño detalle porque le importan los detalles y verá el mundo con enormes ojos de niña pequeña, impresionándose de cada atardecer, cada luna llena, cada día como si fuera el último. Si te quedas cerca, te enseñará a ver el mundo de una forma increíble y jamás podrás verlo igual, no podrás regresar.

Puedes intentar frenarla, que no sueñe, que no ría, que no cante o no baile cuando le da la gana hacerlo, pero entonces la verás marchitarse e incluso eso será intenso. O aunque le parta el corazón, sin importar lo mucho que te quiera, te dejará porque ante todo es libre y ama esa libertad. Ella busca un cómplice, no un carcelero ni un héroe que la salve.

Mantén tu distancia, porque la mujer apasionada carga fuego y energía, un torbellino siempre vibrante con ella. Transforma todo, nada lo deja intacto. Meterá emociones en tu vida–buenas y malas y algunas que ni sabías que existían– y te inyectará con curiosidad.

Y tú, tú no quieres eso. Tú quieres lo seguro, lo cotidiano, lo conocido. Tú no quieres ir tras molinos de viento ni tras utopías, tú no quieres que hablar de un tema de tu interés se convierta en pláticas hasta a la madrugada con litros de café o vino, risas y mil posibilidades de aventura. Tú no quieres construir castillos en las nubes ni cambiar la zona de confort. Tú quieres ser gris. Y la mujer apasionada es multicolor.

Aléjate de la mujer apasionada, porque ella se va a alejar al final: siempre irá tras lo que su corazón le indica. Ella es fuerte, aunque llore; es valiente, aunque tenga miedo al ir tras lo desconocido; es independiente; aunque te quiera a su lado. Aléjate, sé prudente, porque con ella nada será fácil, todo será una aventura y tú jamás serás el mismo.

Pueden revisar más del trabajo de Oprisco acá

Artículos relacionados

Ella

Ella

junio 16, 2018
Una habitación

Una habitación

junio 11, 2018
La Inspiración

La Inspiración

junio 11, 2018

1 comentario

  1. unleopoldo

    13th Mar 2019 - 3:58 pm

    Me encanto, necesitamos más pasión en este mundo.

    😀

Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acerca de mi

Bruja morada creada en 1984, soy una pedagoga y periodista cultural que vive de la publicidad digital. Mamá de un chamaco. Escribo y leo como si mi vida dependiera de ello. Funciono a base de café, té y proyectos multicolor. Me clavo mucho con la literatura infantil y juvenil y la comprensión lectora. Soy firme creyente de que lo único constante en esta vida es el cambio.

 

Sígueme

Instagram

Lo último


Trece años



×